Historia

¿QUIÉN ERA EL REY LOBO ?

El reino de Murcia lideró la resistencia antialmohade en la segunda mitad del siglo XII. El 'Rey Lobo', Muhammad Ibn Mardanish, encabezó la revuelta desde Mursiya, la nueva capital de Al-Ándalus. Las tropas del 'Rey Lobo' expandieron las fronteras del reino de Murcia mediante la conquista de Albacete, Granada, Jaén, Úbeda, Baeza y Carmona. Los reinos cristianos alentaron la resistencia del 'Rey Lobo', convirtiendo al reino de Murcia en un protectorado de la Corona de Castilla.

La ciudad de Mursiya experimentó un gran desarrollo durante los segundos reinos de Taifas. La población de la capital creció hasta los 28.000 habitantes, y la ciudad creció fuera de las murallas con la creación del Arrabal de La Arrixaca. El rey Ibn Mardanish impulsó la construcción de una muralla de 15 metros de

altitud, con antemuralla, foso, 95 torreones, 6 puertas de entrada, un alcázar (Al-Kabir) junto al río y el palacio real en el actual Convento de las Claras.

El monarca completó el cinturón defensivo de Mursiya con las fortificaciones del Puerto de la Cadena por el Sur y la construcción de tres castillos por el Norte, para defender la Huerta. El 'Rey Lobo' convirtió el Castillo de Monteagudo en residencia real de verano, y los del Castillejo y Larache en pabellón de recreo el primero y, según hipótesis, en explotaciones hortopecuarias el segundo. Además, Ibn Mardanish incrementó la seguridad del reino de Murcia con la construcción de un alcázar (Los Alcázares) en la costa del Mar Menor, y el castillo de Blanca para dominar la Vega Alta y el Valle de Ricote.